El método Global Link de aprendizaje de inglés

Puede que lleves invertido mucho tiempo y recursos en el aprendizaje del inglés, incluso que veas no sin envidia cómo otros han avanzado en su conocimiento y uso mientras a ti no te abandona esa sensación de estancamiento. Un sentimiento comprensible, sin embargo quizá deberías preguntarte ¿qué está pasando?

Sabes que cada estudiante tiene su propio ritmo y que el aprendizaje es un ejercicio de autoexigencia y disciplina. Pero quizá lo que no hayas valorado en su justa medida es la importancia del método de aprendizaje o, lo que es lo mismo, de enseñanza: es imposible alcanzar un ritmo de progreso óptimo sin el auxilio de un sistema de aprendizaje profesional.

En otro post de esta bitácora ya dimos algunos consejos para elegir clases de inglés, pero hoy queremos dar un paso adelante. Para entender la diferencia entre un modelo que funciona y otro que no, nada como desmenuzar las palancas de éxito de uno de referencia. Por eso rompemos con una de las normas de este blog: siempre pensamos que hablar de uno mismo es de mala educación, pero en esta ocasión vamos a acercaros al modelo Global Link Idiomas.

Y para no apartarnos del objetivo, renunciamos a cualquier discusión teorizante -que reconocemos tan del gusto de los docentes-. Nuestro empeño es clarificar ‘la importancia del modelo’, de cualquiera construido con rigor y que nos acerque al logro: hablar bien inglés. De otro modo, cualquier esfuerzo nos lleva al fracaso y la desmotivación.

 La interacción con el alumno: el medio para llegar al objetivo

“La enseñanza de un idioma debe basarse en obtener el máximo progreso en la comunicación oral de nuestros alumnos”, nos explica nuestra Jefa de Estudios, “y para conseguirlo utilizamos el Método Comunicativo”. Su objetivo es ayudar a los estudiantes a crear frases con significado en lugar de ayudarles a construir estructuras gramaticales perfectamente correctas.

Nuestro modelo da la máxima importancia a las competencias comunicativas, la capacidad para usar sus conocimientos y comunicarse de forma asociada en muy diferentes contextos. Así, se práctica el idioma desde el primer día con independencia del nivel del estudiante. Y sobre este progreso en el lenguaje oral y su comprensión, se trabaja de un modo equilibrado en las demás competencias necesarias para el dominio del idioma: la comprensión lectora y la expresión escrita, fundamentalmente.

El análisis individualizado:nivel y objetivos marcan el camino

Otra de las claves es entender de dónde parte y adónde quiere llegar cada alumno. Sin duda requiere de un esfuerzo por parte de la organización educativa en recursos y en sensibilidad. “Es preciso realizar un estudio exhaustivo previo para conocer su nivel en cada una de las competencias básicas en el dominio de un idioma”, explica la Jefa de Estudios: “En ocasiones no es sencillo, por ejemplo cuando trabajamos con alumnos que llevan años estudiando con modelos no satisfactorios que han potenciado la habilidad lectora muy por encima de la oral, generando desequilibrios que se deben corregir”.

Igualmente importante es conocer la motivación del alumno: por qué y para qué quiere aprender inglés. Es una información que bien utilizada sirve para incentivarlo en el aprendizaje, tanto cuando se trata de cursos individuales como en grupos reducidos, los dos sistemas con los que trabaja Global Link.

Enseñanza reglada: además de saber hay que certificar

Es cierto que no todos los alumnos tienen como objetivo superar un examen oficial de idiomas, pero es un ejercicio de responsabilidad del centro de estudios ofrecerle la posibilidad de hacerlo, ahora o en el futuro. No debemos olvidar que un mercado de trabajo cada vez más competitivo convierte estas certificaciones en una exigencia.

Así, trabajamos en el Marco Común Europeo de Referenciaspara Lenguas (MCER). Se trata de un estándar internacional para el aprendizaje, enseñanza y evaluación que distingue entre la siguiente escala global, organizada de más básica a competente: A1, A2, B1, B2, C1 y C2.

Este escalado sirve de base para trazar los itinerarios académicos de los cinco niveles con los que trabaja Global Link. Elemental, preintermedio, intermedio, intermedio alto y avanzado. Si bien cuando se considera necesario, estos niveles pueden dividirse en dos cursos: por ejemplo, preintermedio I y preintermedio II.

Los alumnos que asisten a un curso tipo de tres horas semanales (unas 90 horas lectivas) avanzan un nivel por año académico si bien en los niveles más altos es necesario emplear dos años para pasar al inmediatamente superior.

Trabajar sobre sus parámetros permite a los alumnos de Global Link acceder en cualquier momento a nuestros programas de preparación de los exámenes más reconocidos internacionalmente, como los de University of Cambridge, Trinity College London o TOEFL.

Profesor: no basta con ser nativo, no es suficiente con ser titulado

El aprendizaje del idioma es un ejercicio dinámico, y el mejor profesor es el que dinamiza la clase. La cuarta clave del método Global Link Idiomas, que podría haber encabezado este post es la figura del profesor. No basta con ser nativo, nuestro centro de estudios selecciona solo profesores nativos formados para la enseñanza de un idioma y con experiencia de años.

Una plantilla estable de profesionales que cubre las diferentes necesidades de cada alumno. Capacitada para adaptar la enseñanza individualizada o de grupos específicos, por ejemplo grupos de empresa, a sus intereses, incluso en temas específicos como el inglés legal o médico o con simulación de reuniones internacionales de negociación, mesas redondas o preparación de conferencias.

Hasta aquí cuatro de las claves por las que nuestro centro de idiomas lleva más de 35 años preparando satisfactoriamente a sus alumnos. Quizá ahora es el momento de evaluar porqué no te abandona esa sensación de estancamiento en el aprendizaje del inglés.

“Education is not preparation for life; education is life itself”, John Dewey

Foto: Lindsay Henwood para Unsplash Creative Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.