¿Quieres estudiar o trabajar en el extranjero? Necesitas el título de inglés IELTS

Cada vez es más habitual que para estudiar o trabajar en un país de habla inglesa necesites un título que certifique tu nivel de inglés. El IELTS, International English Language Testing System, es el examen oficial en esta lengua que está ganando más popularidad y prestigio entre las instituciones de estos países. Te contamos sus características y las pruebas que debes superar de la mano de la jefa de Estudios de Global Link Idiomas.

El IELTS está gestionado de manera conjunta por tres reputados organismos como lo son el British Council, IDP: IELTS Australia y Cambridge English Language Assesment. Su popularidad está subiendo como la espuma y es un título ampliamente reconocido por las instituciones de los principales países de habla inglesa. De hecho, IELTS es el único examen de inglés aceptado en todos los países que exigen una prueba de idioma a los inmigrantes.

Su importancia radica en que mide las competencias lingüísticas de quienes quieren estudiar o trabajar en países en los que el inglés es la lengua para comunicarse. El examen a realizar es el mismo con independencia del nivel que necesites obtener, y el baremo va de 0 a 9, siendo 9 la puntuación más alta.

Dos tipos de exámenes

Existen dos tipos principales de examen: el académico y el general.

El primero, IELTS Academic, está dirigido a quienes quieren cursar estudios universitarios en países de habla inglesa o precisan una certificación profesional en entornos en los que el inglés es la lengua de comunicación. Por este motivo refleja un lenguaje académico y evalúa si cuentas con preparación para estudiar o dar clase.

El más genérico, IELTS General Training, es para aquellos que quieren realizar estudios de educación secundaria, trabajar o realizar cursos de formación. Es también un requisito para ciudadanos de algunos países que quieren emigrar a Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Reino Unido. Esta es la razón por la que el examen se enmarca en un contexto de supervivencia en entornos sociales y de trabajo.

Ambas versiones evalúan de forma válida y precisa las cuatro destrezas del idioma: comprensión lectora, comprensión auditiva, expresión escrita y expresión oral.

La compresión auditiva y la expresión oral son comunes para los dos tipos de examen, mientras que la temática de la compresión lectora y de la expresión escrita varían dependiendo del examen que vayas a hacer.

La compresión auditiva, la lectora y la expresión escrita se realizan en el mismo día. Y, en general, la expresión oral puede ser hasta una semana antes o después del resto del examen.

La duración total del examen es de 2 horas y 45 minutos.

Cómo son las pruebas

Para que puedas prepararte de forma adecuada, te explicamos en qué consiste cada una de las secciones de las que constan los exámenes.

1.- Listening. La prueba dura 30 minutos. Consta de cuatro audios, dos en un contexto social habitual y dos en un contexto académico. Tendrás que responder 40 preguntas. Con este ejercicio se evalúa la capacidad de entender las ideas principales, la información detallada, las opiniones y actitudes de los hablantes, el propósito de la conversación y se comprueba que el candidato puede seguir el desarrollo de las ideas.

2.- Reading. Su extensión es de 60 minutos. En este caso, debes enfrentarte a 40 preguntas diseñadas para evaluar una gran variedad de destrezas lectoras. El objetivo puede ser que tengas que prestar atención a la esencia del texto o a las ideas principales, también podría centrarse en que captes los detalles, o bien que entiendas un razonamiento, e incluso, que reconozcas la opinión, actitud e intención del autor.

En el IELTS Academic, los textos pueden ser desde descriptivos y expositivos, a discursivos y analíticos. Es habitual que provengan de libros, revistas y periódicos. Están seleccionados para una audiencia no especializada, pero son apropiados para aquellas personas que quieran acceder a estudios universitarios o capacitación profesional.

En el IELTS General Training, los textos se sacan de libros, revistas, periódicos, anuncios y manuales. Se corresponden con lecturas que te puedes encontrar en el día a día dentro de un entorno de habla inglesa.

3.- Writing. También se extiende durante 60 minutos. En ambos tipos de examen, Academic General Training, la evaluación de la expresión escrita consta de dos tareas.

En el IELTS Academic los temas son de interés general para universitarios o profesionales que necesitan capacitación lingüística. Para la primera tarea, al aspirantese le da un gráfico, tabla o diagrama y se le pide que lo describa, resuma o explique con sus propias palabras. También podrían pedirte que describas o expliques datos, los pasos de un proceso, que comentes cómo funciona algo, o bien que describas un objeto o evento. Sin embargo, en la segunda tarea, el candidato tiene que escribir una redacción como respuesta a un punto de vista, un argumento o un problema. Atención, porque los escritos de ambas tareas deben estar redactados en un estilo formal.

En el IELTS General Training, los temas también suelen ser de interés general. Pero a diferencia del anterior, en la primera tarea, al candidato se le presenta una situación y se le pide que escriba una carta solicitando información al respecto o explicando dicha situación. La carta puede estar escrita en estilo personal, formal o semiformal, pero no con una mezcla de estilos. En la segunda tarea, igualmente tendrás que escribir una redacción como respuesta a un punto de vista, un argumento o un problema y en este caso el texto puedes escribirlo en un estilo personal.

4.- Speaking. Es la prueba más corta del examen y dura entre 11 y 14 minutos. Esta sección consta de tres partes diferenciadas. En la primera, el examinador te hará preguntas generales sobre temas como la casa, la familia, el trabajo, los estudios o tus intereses personales durante 4 o 5 minutos. En la segunda parte, te darán una tarjeta en la que figura un tema en concreto sobre el que tendrás que hablar. Te conceden un minuto de preparación y tendrás que hablar sobre ese tema un máximo de dos minutos. Al finalizar tu exposición, el examinador podría hacerte preguntas sobre el mismo tema. En la tercera y última parte, se hacen preguntas sobre el mismo tema de la segunda parte, pero en esta ocasión podrás profundizar más sobre puntos más abstractos, ya que su duración es mayor, de entre 4 o 5 minutos. Debes saber que todas las partes de este examen se graban.

Para terminar con los exámenes de IELTS, queremos mencionar que existe un tercer tipo de examen, el denominado IELTS LifeSkills, que se utiliza para medir las competencias auditivas y orales para los niveles A1, A2 y B1, es decir los tres primeros niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.

Ahora que conoces todos los secretos de este examen, seguro que te resulta más fácil enfrentarte a la prueba. Si necesitas ayuda o apoyo no dudes en contactar.

You can do it!

Imagen: Aranxa Esteve – Unsplash Creative Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.